El nacimiento y evolución de la Asociación de Catedráticos e Investigadores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes se ha caracterizado por una dinámica interna en la elección de sus dirigentes, con plena claridad y legalidad, aquí no se ha dado cabida a las simulaciones.

En el medio sindical mexicano se pasó de la generación de sindicatos de lucha a inicios del siglo XX, al corporativismo sindicalista mediante la creación de las grandes centrales obreras que prevalecieron con plena actividad principalmente política, partidista y electoral durante cinco décadas, de 1940 a 1990. Lo anterior llevó a la clasificación de los colores en el medio sindical, por una parte los “sindicatos rojos” fueron llamados así por su combatividad que en algún momento se asoció con la perspectiva socialista.

Por otro lado, Climent 30 ha llamado al sindicato que colabora en las estrategias de la empresa, “sindicato amarillo”, en atención a la encíclica RERUM NOVARUM que postulaba la Iglesia Católica en el sentido de la cooperación entre trabajadores y empresas para el bienestar común. Por otra parte el “sindicato blanco” fue identificado como aquel en el que fraudulentamente el patrón y un dirigente, firman un contrato colectivo de trabajo a espaldas de los trabajadores y lo registran ante la autoridad laboral, es decir hay una relación laboral legal pero una representación y una negociación ficticia. Tal práctica del funcionamiento sindical ha generado efectos perniciosos en la productividad general del país. Al respecto de esta práctica indeseable, Bouzas ha señalado que: “Finalmente, la realidad contractual colectiva ha alcanzado niveles de expresión alarmantemente mayoritarios de simulación, en que en mayor o menor grado se han involucrado un sinnúmero de representaciones sindicales, con la anuencia y en mucho a partir de la inducción por parte del aparato de gobierno, bajo el supuesto de que con esta conducta se garantiza la paz social…” 31 . Tal supuesto, el de que la autoridad garantiza la paz social mediante sindicatos blancos, puede resultar en un contrasentido en el momento en el que los trabadores se den cuenta del engaño y reaccionen violentamente tanto contra sus seudodirigentes, como contra la empresa y las autoridades.

Es importante señalar que los asociados del sindicato de académicos de la Universidad Autónoma de Aguascalientes pueden estar orgullosos y sentirse tranquilos por la seriedad y responsabilidad con que sus dirigentes han asumido la representación sindical en los 25 años de su existencia y no cabrían cabalmente en ninguna de las clasificaciones descritas, mas bien habría que señalar que las directivas han llevado la relación laboral dentro de los marcos de la legalidad, del respeto, el diálogo y la tolerancia y, se han manifestado libremente con las acciones que la ley pone a su alcance, pero coincidentemente han visto en todo momento por el desarrollo institucional en conjunto de la Universidad y sus profesores. Al respecto, las entrevistas realizadas y los cuestionarios que se aplicaron como parte de este estudio nos dejan ver esta idea de que nunca ha existido ni abuso, ni ventaja o mala fé en las estrategias de negociación del Contrato Colectivo de Trabajo. Así ha sido reconocido por expresidentes de la Asociación y también por el rector en funciones al momento del registro legal de la Asociación como sindicato.

Al entrar en la materia específica de las directivas sindicales de la Asociación de Catedráticos e Investigadores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, se ha mencionado como antecedente, que en la época de promulgación de la Ley Orgánica de la Universidad y del Estatuto de ésta, en 1974, el Licenciado José Luis Serna Valdivia era quien ocupaba la presidencia del consejo directivo y que éste entregó la directiva al Doctor Ramiro Cabrera Vela. Luego ocupó el cargo de presidente el Doctor Luis Felipe Cisneros Bosque y al terminar su gestión entregó la encomienda al Licenciado Javier González Ramírez.

Posteriormente asumió la representación de los catedráticos el Licenciado Jesús Eduardo Martín Jáuregui, quien pasó a ocupar la Secretaría General de la Universidad en 1978 y en consecuencia, asumió la presidencia de la Asociación el Doctor Rigoberto Gómez Torres en el mismo año de 1978. Éste terminó su gestión en el mes de julio de 1979 y en esa fecha resultó electo para presidir la Asociación, el Ingeniero Humberto Gutiérrez Allende, por 48 votos a favor, en contra de 40 para el Doctor Eduardo de la Cerda, quien coincidentemente volvió a participar más de 20 años después, en el año 2000 y ahora sí ganó la elección.

Ya en la época de la Asociación como agrupación Sindical y a lo largo de estos 25 años de existencia, las directivas que han tenido a su cargo la conducción de los esfuerzos comunes, a reserva de alguna omisión involuntaria o imprecisión, por lo que hace a algunos cargos, han sido las siguientes:

1979- 1984
Presidente – Ingeniero Humberto Gutiérrez Allende
Vicepresidente – Doctor Camilo Apess Mahmud
Secretario – Licenciado Enrique Sevilla Flores
Tesorero – Licenciado en Administración Juan Manuel Ortega de León
Primer vocal – Médico Veterinario Rodolfo Cuellar Salas
Segundo Vocal – Contadora Maria Luisa de Luna
Tercer vocal – Nutrióloga Leticia Guel de Avila

1984-1989
Presidente – Licenciado Vicente Moreno Rincón
Vicepresidente – Doctor Arturo Amador Llamas
Secretario – Arquitecto Francisco Muro Cornejo
Tesorero – Licenciado Francisco Javier Rosales Medina
Primer vocal – Técnico María Luisa Rodríguez Vázquez
Segundo Vocal – Ingeniero Jorge Pío Monsivais
Tercer vocal – Ingeniero Abel Millán Serrano

1989 a 1994
Presidente – C. Luciano Tlachi Lima
Vicepresidente – Doctor Rodolfo González Farías
Secretario – Biólogo Jaime Escoto Rocha
– Licenciada Leticia Vázquez Méndez

Tesorero – Licenciado Pedro Contreras Gaytán
Primer vocal – Biólogo José Luis Quintanar Sthepano
Segundo Vocal – Técnico Vicente Gallegos López
Tercer vocal – Ingeniero Carlos González García

1994 a 2000
Presidente – Licenciado Daniel Gutiérrez Castorena
Vicepresidente – Ramón Rosales Gutiérrez
Secretario – Enrique G. Hernández Ayala
Tesorero – Licenciado Juan Carlos Moreno Aguilera
Primer vocal – Raúl Franco Díaz de León
Segundo – Vocal Eduardo Alvarado Villalobos
Tercer vocal – Margarita Infante Torres

2000 a 2003
Presidente – Doctor Eduardo de la Cerda González
Vicepresidente – Doctor Arturo Valdivia Flores
Secretario – Maestra María Isabel Almeida de Ibarra
Tesorero – Maestra Enriqueta Vega Ponce
Primer vocal – Doctor Armando González Pérez
Segundo Vocal – Ingeniero Enrique Castañón Reyes
Tercer vocal – Licenciado Rubén Hernández Rosales

2003 a 2006
Presidente – Doctor Eduardo de la Cerda González
Vicepresidente – Doctor Armando González Pérez
Secretario – Maestra María Isabel Almeida de Ibarra
Tesorero – Maestra Enriqueta Vega Ponce
Primer vocal – Ingeniero Enrique Castañón Reyes
Segundo Vocal – Técnico Ma. De Lourdes Durón Díaz
Tercer vocal – Licenciado Rubén Hernández Rosales

2006 a 2010
Presidente – Maestra Maria Isabel Almeida de Ibarra
Vicepresidente – Doctor Salvador Salazar Gama
Secretario – Licenciado Miguel Angel Dueñas Medina
Tesorero – Técnico Laboratorista Bertha Orozco López
Primer vocal – Doctor Sergio Lucio Torales
Segundo Vocal – Ingeniero Abel Millán Serrano
Tercer vocal – Maestro Rodrigo Hernández González

2010 a 2013
Presidente – Maestra Maria Isabel Almeida de Ibarra
Vicepresidente – Doctor Salvador Salazar Gama
Secretario – Doctor Sergio Lucio Torales
Tesorero Técnico – Laboratorista Bertha Orozco López
Primer vocal – Licenciado Miguel Angel Dueñas Medina
Segundo Vocal – Ingeniero Abel Millán Serrano
Tercer vocal – Urbanista Juan Enrique González Domínguez

2013 a 2016
Presidente – Dr. en Fil. Sergio Lucio Torales
Vicepresidente – Dr. José Samuel Larios Hernández
Secretario – IBQ. Efraín Macías Hernández
Tesorero – M. en I. Jorge Humberto López Reynoso
Primer vocal – Arq. J. Ignacio Juárez Muñoz
Segundo Vocal – I.A.I. Belén del Rocío Quezada Estrada
Tercer vocal – T. A. Bertha Orozco López

2016 a 2019
Presidente – Dr. en Fil. Sergio Lucio Torales
Vicepresidente – Dr. José Samuel Larios Hernández
Secretario – IBQ. Efraín Macías Hernández
Tesorero – Dr. en C.A. Jorge Antonio Rangel Magdaleno
Primer vocal – Arq. J. Ignacio Juárez Muñoz
Segundo Vocal – I.A.I. Belén del Rocío Quezada Estrada
Tercer vocal – T. A. Bertha Orozco López

La importancia de preservar la memoria común de la Asociación como agrupación universitaria y difundir su origen, evolución y desarrollo entre la comunidad académica se refuerza con esta recopilación histórica de las directivas sindicales, ya que el grado de conocimiento de los profesores sobre sus dirigentes es muy bajo, ya que más del 50% de los trabajadores académicos encuestados con motivo de la investigación realizada para este trabajo, no supieron mencionar el nombre de algún dirigente destacado en la historia de la Asociación.

Los cuadros presentados parecieran dar una imagen de uniformidad y absoluta ausencia de conflicto al interior de la Asociación, pero en realidad éstos no reflejan el dinamismo que ha tenido al interior la organización sindical. Lo que sí debe quedar muy claro es que en la Asociación de Catedráticos e Investigadores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes las diferencias se resuelven mediante el respeto, el diálogo y el derecho.

En las entrevistas con motivo de la investigación realizada para este trabajo, se les preguntó a profesores y exdirigentes sobre anécdotas en estos 25 años de la Asociación y sobre las elecciones más reñidas, encontrando poca información sobre el particular. De lo destacable, es la directiva electa en la asamblea del mes de julio de 1979, en la que refiere el Dr. Eduardo de la Cerda, que repentinamente en plena elección en el edificio de la preparatoria de la Universidad, “se fue la luz”, alguien cortó deliberadamente la energía eléctrica para hacer tiempo, y ello trajo como consecuencia que llegaran más profesores que votaron por la planilla del Ingeniero Humberto Gutiérrez Allende, resultando a la postre ganadora ésa planilla.

En el anecdotario colectivo, el Doctor Antonio Avila Storer recordó que aproximadamente en 1989, en una asamblea general de la Asociación que resultó muy concurrida por los trabajadores académicos, se le reclamó duramente al Licenciado Vicente Moreno Rincón (dirigente de ésa época) que haya permitido que a la Universidad le quitaran el Hospital Miguel Hidalgo, ya que era una noble institución y que al entregarla al Gobierno del estado, se mutilaba la comunidad universitaria.

En años recientes, al arribo de la primer directiva encabezada por el Doctor Eduardo de la Cerda, resultó innegable el conflicto entre el comité directivo que presidía, y la postura del C. Luciano Tlachi Lima, quien mantenía un férreo control personal sobre el Centro Educativo Termápolis y le había despojado de su intención original de servir a los trabajadores asociados a la organización sindical. Hubo acusaciones mutuas ventiladas en los tribunales del estado, pero la prensa alimentó las diferencias y tomó el asunto como nota de ocho columnas y necesariamente hubo un desgaste en la imagen generalmente apacible que la Asociación proyectaba hacia la comunidad.

Finalmente, al respecto de las directivas de la Asociación, cabe mencionar el alto grado de civilidad de sus dirigentes, ya que en las entrevistas con motivo de la investigación realizada para este trabajo, se les preguntó a varios de ellos, incluido el presidente de la mesa directiva actual, a cuál de los dirigentes o exdirigentes de la Asociación consideraban más destacado en su gestión al frente de la organización y, encontramos con agrado, que manifestaron: “Todos en su momento han hecho un buen papel y han dado su mejor esfuerzo en bien de la Asociación”.